Transformación Digital

Transformación Digital
¿Qué es la Transformación Digital y por qué debería importarme? 

Por: Andrea Saravia
15/01/19

¿De casualidad se han detenido a observar cómo es el mundo hoy en día? Probablemente esta pregunta no tenga sentido para las generaciones más jóvenes, pero para los que ya llevamos algunos añitos encima… Sí; de hecho nos hace reflexionar sobre cómo han cambiado las cosas a lo largo del tiempo, desde nuestra forma de interactuar en la sociedad hasta nuestra forma de trabajar, estudiar e incluso de estar en nuestros hogares. A pesar de que soy una joven adulta de 28 años, puedo decir que he vivido lo suficiente como para notar estos grandes cambios a lo largo del tiempo, no nací con la tecnología, pero esta se fue integrando a mi vida poco a poco desde una temprana edad y ha cambiado muchísimo con el paso del tiempo.

Si estás en un restaurante o un centro comercial puedes detenerte un momento a observar a tu alrededor y casi te puedo garantizar que vas a ver a más de algún niño pequeño utilizando un smartphone o Tablet como si fuera todo un profesional, parece que ya vienen con el chip de la tecnología instalado en el ADN… y segurísimo a muchas personas utilizando su celular. Es impresionante cómo casi toda nuestra vida cabe en ese aparato ¿no?, tanto que si se nos olvida un día en la casa sentimos que algo muy malo va a pasar. Y no digo que tener a nuestro alcance toda esta tecnología sea malo, sin dejar de tomar en cuenta los límites por supuesto; ¡es muy bueno para muchas cosas!, en especial para mantenernos en contacto con otras personas.

Entonces, ahora que estamos conscientes de cómo la tecnología ha influenciado nuestras vidas podemos encontrarle sentido a la definición de “Transformación Digital”, que nos dice que es “el cambio asociado a la aplicación de tecnología digital a todos los aspectos de la Sociedad humana”. Y según esta, podemos concluir que seguramente es muy importante para mí como individuo, pero también es muy importante para los negocios y ahora le voy a explicar por qué.

En el mundo hiperconectado en el que vivimos y tenemos acceso a dispositivos inteligentes, tenemos información literalmente al alcance de nuestra mano. Si tenemos una duda, automáticamente buscamos información en Google; las fronteras geográficas ya no son un impedimento hoy en día para comunicarnos, si quiero hablar con alguien en Alemania, basta con enviar un mensaje por Whatsapp o realizar una llamada por skype o FaceTime o cualquier otra plataforma.

Resulta que el hecho de tener todas estas posibilidades al alcance de nuestras manos y tener acceso a una dichosa “app” para casi cualquier cosa que se nos ocurra, ha hecho que, como consumidores, seamos mucho más exigentes. Más que adquirir un bien o servicio, queremos adquirir una experiencia. En la cual sintamos que nos están ofreciendo algo personalizado, pensado para nosotros específicamente ¡y lo queremos de forma inmediata! Porque además de que tenemos todas estas posibilidades a nuestro alcance, tenemos la dicha de tenerlas casi de forma instantánea.

Entonces, no importando en qué industria se encuentre mi negocio o por medio de qué canal entregue mi producto o servicio… si quiero competir en el mercado y estar a la altura, tengo que cumplir con las exigencias de mis clientes. Y para lograrlo voy a necesitar apoyarme de la tecnología. La buena noticia es que gracias a que las personas tenemos estas nuevas necesidades y exigencias, se han desarrollado tecnologías que hoy en día avanzan tan rápido que han logrado madurar a un punto en el que cada vez se hacen más accesibles y viables… lo cual nos lleva a tener acceso a una realidad digital, la cual podemos aprovechar para nuestro negocio.